viernes, 6 de febrero de 2015

Reseña: Indias blancas. La vuelta del ranquel

    Hola amig@s!!! Espero en este tiempo ponerme al día con las lecturas y algunas cosillas más -_o...
   Quiero hoy contarles sobre una lectura que ansiaba hacer desde que leí la primera parte y esta no finalizaba como yo quería...
    Así que como esta historia continuaba me puse a ella y debo adelantarles que deben leerla =) 



Sinopsis

En 1879, Buenos Aires vive su hora más convulsionada. Roca prepara la campaña al desierto con vistas a postularse como presidente de la Nación. Laura Escalante, mujer destacada de la vida cultural y política de su ciudad, nunca ha olvidado al indio Nahueltruz Guor, quien convertido en el excéntrico Lorenzo Dionisio Rosas, vuelve a su tierra después de seis años para vengarse de quien lo traicionó y le rompió el corazón. El encuentro los trastornará a los dos. Nunca volverán a ser los mismos.

Mi opinión
     Tras seis años de separación, de silencios y odios velados, Laura sigue amando a Nahuel con la misma intensidad pero él no le muestra ni un ápice de ese amor, solo desprecio e indiferencia pues la cree una traidora. ¿Podrá Laura sacarlo de su error y ganarse su perdón, sin el que no existe un futuro para ambos?
      Si la primera parte de esta novela me ha hecho sufrir, con La vuelta del ranquel me ha sucedido algo similar, a pesar de tratarse de una historia diferente. En este caso, Florencia Bonelli nos retrata un nuevo escenario con personajes diferentes. Las vivencias de uno y otro nos retratan a una Laura y un Nahuel distintos, irreconocibles.
     Atrás quedaron las yermas tierras de la pampa, las humildes tolderías con olor a cuero y ganado, caballos y fuegos. El escenario donde se reencuentran Laura y Lorenzo -el nombre cristiano de Nahuel- es en Buenos Aires, entre elegantes mansiones y teatros, en un marco de esplendor y riqueza que no muestra nada del pasado que los unió.
     Durante este tiempo ambos han continuado con sus vidas, Laura creyéndolo muerto ha seguido su camino y, aun sin olvidar su dolor, ha tomado decisiones y experiencias que Nahuel no puede perdonar ni aceptar. El dolor por la aniquilación de su pueblo, de la que se siente culpable, se suma a la situación política y social del país y al papel de determinados personajes vinculados a la vida de Laura.
     Nahuel -ahora Lorenzo- se ha convertido en un hombre al que Laura no podría rechazar por sus orígenes humildes. Ya nada queda de aquel ranquel con el que vivió a escondidas un amor entre huertos, establos y tierras yermas. Lorenzo es un hombre culto que habla varios idiomas, declama  a Petrarca, refinado, adinerado...
     Si la novela anterior despertó un torrente de emociones, con La vuelta de ranquel me ha sucedido igual. Es cierto que aún con los mismos personajes, estamos ante una novela diferente. Diferente porque ni Laura ni Nahuel son los mismos, porque sucede en un marco nuevo y porque ya no existen las tolderías ni el poblado ranquel.
     La historia de amor de Laura y Nahuel -a mí me cuesta pensar en este personaje como Lorenzo, así que lo sigo llamando Nahuel- está muy entrelazada al destino del pueblo ranquel. La culpabilidad que siente el indio por abandonar a su gente tiene sus raíces en aquello que lo separó de Laura, pero él no perdona ni olvida. Tampoco puede seguir adelante.
     Los encuentros y desencuentros de la pareja protagonista transcurren en la aristocrática Buenos Aires de finales del siglo XIX. La vida de los Montes, Escalante, Beaumont, Lynch... siguen muy presentes en la trama.
     El personaje que más me ha calado es Laura porque la nueva Laura es una mujer, en mi opinión, luchadora. No doblega su voluntad, levanta la cabeza ante los comentarios malintencionados, escandaliza, lucha y nunca se rinde, a pesar de que por dentro llora, sufra y no olvida a su gran amor. Y, ante todo, me ha parecido una mujer valiente que se mide y actúa como cualquier hombre.  El nuevo Nahuel, Lorenzo, es un hombre lleno de culpabilidad, rencor, odio y también mucha vulnerabilidad. Su amor por Laura es obsesivo pero el rencor, la traición y su incapacidad para perdonar hacen un infierno de sus vidas. Durante gran parte del libro he tenido sentimientos encontrados hacia él.
     Con estos personajes, con una novela que tiene como trasfondo la aniquilación del pueblo ranquel, es inevitable que Indias blancas. La vuelta del ranquel no te conmueva, te haga sufrir y emocionar, al menos a mí.       Como acostumbra y es un sello característico de Florencia Bonelli, estamos ante algo más que una novela romántica, es una novela que con una maravillosa y desgarradora historia de amor, pero además te traslada a la Buenos Aires de finales del siglo XIX, retratando hechos históricos y políticos, donde se entrelazan las vidas de personajes ficticios y reales, tal como hiciera en la primera parte. Ls trama histórica, que relata hechos reales, tiene un papel importantísimo.
     De todas las novelas que he leído de Florencia Bonelli, Indias blancas es una de las que más me ha calado, las emociones y sentimientos que ha despertado, siguen latentes. Es uno de esas historias de amor que perduran y siguen viviendo en tu memoria aún después de cerrar el libro. He empezado a leer otra novela pero aún pienso en Nahuel y Laura, aún sigo sintiendo ese resquemor que me ha tenido en vilo página a página. Así pues, puedo decir sin mentir ni un poquito que  Indias Blancas es una novela de las que dejan huella y no olvidas fácilmente.

    Bueno mis amig@s espero que se animen a leer tan bella historia!!! Por supuesto se las recomiendo 100 por 100 y luego me dirán si a ustedes también les ha dejado huella >_o

    Que tengan un bonito fin de semana y nos estaremos leyendo... Besitos y apapachos >.<   

2 comentarios:

  1. Hola preciosa, espero que estés bien!! Tengo a esta autora pendiente!!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. A mi mee encanto esa novela te mando un beso y te me cuidas

    ResponderEliminar